MOTCHÉ Paris – Lima

Motche es el resultado de la combinación perfecta del rescate de joyería de diseño andino realizada por un orfebre, que rescata tecnicas ancestrales, realizadas con metales preciosos certificados y una mirada profunda desde la antropología y la arqueología de la mano del más exquisito gusto de una parisina que se enamoro de la artesanía milenaria del Perú.

Motché trabaja para la recuperación y transmisión del patrimonio cultural de la joyería del Perú. Hechas a mano, las joyas Motché modernizan una artesanía histórica del lujo al favorecer el oro reciclado y perpetúan los gestos de artesanos peruanos excepcionales, en un proceso ético y responsable.

«La joyería precolombina es un oficio de conocimientos ancestrales, un oficio por aprender de nuevo».

ELLA

Apasionada por la Historia y América Latina, Carole Fraresso desarrolló desde muy temprano el gusto por los viajes y las ciencias humanas. Después de haber seguido clases de Bellas Artes, continuó su carrera con un Máster en arqueología durante el cual desarrolló un verdadero entusiasmo por las civilizaciones andinas y sus relaciones con los adornos metálicos. En 2002, integró el Laboratorio de Investigación sobre Arqueomateriales de Burdeos y el Instituto Francés de Estudios Andinos en Lima, donde realizará «encuestas tecnológicas» para tratar de restituir los gestos y las formas de pensar de los orfebres del pasado.

Titular de un doctorado en Arqueomateriales y perita en orfebreria precolombina, Carole Fraresso es una especialista de las culturas preincaicas reconocida internacionalmente. Sus publicaciones y otras producciones lo demuestran claramente.

En 2009, la arqueóloga francesa decide instalarse en el Perú y, en la intimidad de las reservas de los museos, inspirada en las más bellas colecciones internacionales, comienza a dibujar adornos. Crea sus primeras colecciones exclusivas de joyas para el Museo Larco de Lima y el MEG de Ginebra, y proyecta una tradición joyera ancestral en la modernidad.

Fundadora de Motché, asuma desde el 2010 el puesto de directora artística de su Maison de joyería precolombina, siguiendo entre Francia y Perú, una carrera a la vez audaz y comprometida.

ÉL

Los artesanos joyeros que practican en el Perú son a menudo maestros reconocidos en sus disciplinas. Armando Castillo, orfebre de renombre, es uno de los últimos en practicar este arte milenario.

Formado por su tío en los artes del metal, y luego en la restauración de objetos arqueológicos en el Museo Tumbas Reales en Sipán, en Lambayeque; este orfebre de la costa norte del Perú tiene una carrera profesional a la altura de su talento. En 2004, inició una colaboración científica con Carole Fraresso asociando su conocimiento tradicional al campo de la arqueología experimental. Apasionado por su profesión y el patrimonio técnico de sus antepasados, Armando ha logrado preservar y actualizar su legado combinando ciencia y tecnicidad, sostenibilidad y creatividad.

Cofundador de Motché, transforma la lámina delgada de oro para dar vida a las creaciones de la Maison siguiendo una tradición y una lógica de preservación del Patrimonio Vivo del cual es el portador. 

No dejes de conocer la historia completa y visitar su tienda en https://es.motche.com/

Uno de mis favoritos.

Que tengan una Buena Vida rescatando saberes milenarios y piezas de Lujo Sustentable.

Fotos: MOTCHÉ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *