Clásica y Moderna: Ahora y entonces

Clasica y Moderna, Ahora

Mi vida de estudiante de Letras era una eterna buqueda del tesoro de libros. Tenía un circuito chico formado: El profesorado en Av. Córdoba y Riobamba, La Biblioteca del Maestro en el Pasaje Pizurno 953 y Clásica y Moderna Callao 952; el grande Av Callao desde Corrientes hasta Libertad, los puestos de libros de Plaza Italia y los de Tribunales. Los rara avis se conseguían en la Feria del Libro.

Clásica y Moderna, Entonces

Clásica y Moderna era mi lugar obligado; bajaba del colectivo en Córdoba y Callao y me daba una vueltita antes de entrar a clase. Me fascinaba la cantidad interminable de libros que podía espiar sin que nadie me interrumpiera, el color gris claro de sus paredes y la señora que atendía, Natu, que amorosamente buscaba las figuritas dificiles y me orientaba sobre que más podía leer para entender el concepto que proponía el autor pero, por sobre todas las cosas, con su charla precisa siempre me daba más pistas y sentido a mis busquedas sobre esas obras que me fascinaban.

Cuando terminé la cursada a finales del ’82, deje de ir. Al año siguiente ya se había convertido en ese lugar icónico que todos conocimos y que parece que ahora recuperaremos. Volví un par de veces a tomar algo, la propuesta era magnifica, pero yo extrañaba esas paredes grises, el silencio profundo y ese olor a papel viejo y tinta seca.

La Historia

La librería y café se remontan a 1916, cuando Emilio Poblet Diez abandonó Madrid para llegar a una Buenos Aires próspera, que se abría a los extranjeros como un escape a una Europa sumida en la Gran Guerra. Parte de esta historia, sobre aquel viaje, aquellas sueños y la tristeza de la pérdida puede leerse en La cuna verde, libro publicado por el 75 aniversario de la librería.

Sus hijos Emilio, Francisco y Ricardo se unen a su padre, quien abre diferentes librerías sobre la avenida Callao bajo el sello Poblet Hnos. En 1938 se produce la separación que daría vida a Clásica y Moderna, cuando Francisco Poblet se separa de la sociedad familiar para encarar un proyecto propio y funda, junto a su mujer, Rosa Ferreiro, la librería que se convertiría con 80 años de historia, en un emblema de la cultura porteña que fue un faro de encuentro de personalidades destacadas de la cultura como Bernardo Houssay, Mariano Castex, Alfonsina Storni, Alfredo Palacios, Jorge Luis Borges, David Viñas, Alicia Steimberg, Silvia Plager, Ana María Shua, Oscar Barney Finn, Graciela Dufau y Santiago Kovadloff.

Cuando en 1980 muere Francisco, sus hijos, Natu y Paco Poblet, toman el timón de lo que el filósofo Santiago Kovadloff denominó como «una universidad en las sombras» y comienza una época en donde las letras siguen siendo la figura principal, pero se suma el café-bar y los espectáculos nocturnos, que elevaron aún más su estatus mitológico.

https://www.infobae.com/cultura/2019/02/24/clasica-y-moderna-nacimiento-apogeo-y-caida-de-la-querida-y-emblematica-libreria-portena/

La Buena noticia es que el Lunes 11 re abre sus puertas de la mano de Raquel Rodrigo, empresaria, docente y rescatista de lugares iconicos de Buenos Aires. Celebro de todo corazón el rescate y les deseo Exitos Totales en esta nueva aventura.

Que tengan una Buena Vida llena de Libros que siempre te llevan a lugares mágicos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *